viernes, 15 de abril de 2016

LECHE DE ALMENDRAS: Prepárala tú mismo...

"Tu mala alimentación de hoy,
serán tus problemas de salud mañana"





Buenísimo viernes a todos!!! Comienza nuevo fin de semana y con él os traigo un post dedicado a la riquísima y sanísima leche de almendras, porque nunca es tarde para empezar a cuidarse ;D




La mejor opción si queremos sustituir la leche de vaca pasteurizada por otra más sana y con muchas propiedades (calcio, sodio, fósforo, potasio, hierro, vitamina A, E, B1 y B2), es tomar leche de almendras. Esta leche no contiene lactosa, gluten, colesterol, conservantes ni aditivos, por lo que la hace perfecta para personas con celiaquía, con alergia a la lactosa, con problemas digestivos, personas que no consumen productos de origen animal, o simplemente para personas que quieren optar por una alimentación sana y equilibrada, como es mi caso.
También está muy recomendada en dietas para bajar de peso, ya que es baja en calorías y te aporta ácidos grasos Omega-3.

A diferencia de lo que puede parecer, es muy sencilla de elaborar y no te va a llevar más de 15 minutos ( a excepción del tiempo que se mantiene en remojo), o sea que vamos a ello.

Vamos a necesitar:
- Una taza de almendras peladas crudas (sin sal ni aceites).
- 3 tazas de agua, al ser posible purificada (la cantidad de agua puede variar según quieras la leche más o menos espesa).

Elaboración:
- Ponemos en un cuenco las almendras, las cubrimos de agua, tapamos y las dejamos en remojo al menos durante 5 horas (yo las dejo toda la noche).
- Enjuagamos bien hasta que el agua salga limpia y escurrimos.
- Ponemos en el vaso de la batidora o de la thermomix las almendras, las tres tazas de agua y batimos durante unos minutos hasta que quede una pasta homogénea.
- Colamos con un colador de tela o un filtro de café aplastando con una cuchara para escurrir al máximo y listo.
- Guardamos en un recipiente de cristal hermético dentro de la nevera (consumir antes de 3 o 4 días).




Opcionalmente puedes guardar la leche con una ramita de canela dentro para aromatizarla y la puedes endulzar al gusto, yo le añado un poquito de sirope de ágave justo al consumirla.

*La pasta que sobra de las almendras molidas, no la tires, puedes utilizarla para hacer una salsa de almendras o incluirla en alguna receta.




Espero que os haya sido útil y que probéis a hacerla, a mi me encanta.
Nos vemos la semana que viene con nuevo post, os deseo que seáis muy felices...

X  O  X  O









6 comentarios:

  1. Hola Dalia, la verdad que a mi la leche animal no me va, yo suelo tomar leche de arroz.Pero en vista que has publicado la leche de almendras me pondré cara a la obra, ya que a mi me gusta mucho las almendras y son beneficiosas para la salud.
    Un besito
    Mari Carmen

    ResponderEliminar
  2. Yo no tomo, he probado otros sustituto y no me han gustado, asi que probaré con la leche de almendras que nos recomiendas!!
    Besitos guapa, Emi

    ResponderEliminar
  3. A mi me gustaría cuidar más mi alimentación, pero me pierden los dulces. Gracias por el post, es genial.
    Besitos!

    http://lafashionnalitee.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  4. Que rica. Que apaña que eres. Besitos
    Yoana

    ResponderEliminar